La familia es un sistema

La familia es un sistema

Un sistema es un conjunto de partes que forman un todo y cada una de ellas tiene una función única que sigue un orden para alcanzar el objetivo del mismo. Es decir, el sistema se ordena y el resultado es satisfactorio.

En la familia sucede lo mismo, ésta es un sistema en el que cada uno de sus miembros tiene un lugar único e intransferible. Además hay tres órdenes en la familia que siempre y cuando se observen y respeten el sistema familiar garantiza familias fuertes, sólidas y felices. Dichos órdenes Bert Hellinger los llamó los órdenes del amor.

El orden de pertenencia:

Todo miembro necesita pertenecer a una familia, ya que todo busca ser amado. Por lo tanto, cada miembro de la familia cuando es reconocido puede participar de manera ordenada dentro de su sistema familiar y su necesidad de pertenencia es satisfecha. Los individuos hacen grandes sacrificios consientes e inconsientes para pertenecer a su clan. Cuando esta necesidad es agredida, la persona difícilmente vive una vida en armonía. La exclusión es la forma de agredir el orden de pertenencia, ésta da mucho miedo y es vivida como rechazo y desamor.

El orden de jerarquía: 

El orden de llegada es importante, es decir  cuando la pareja forma una familia, ambos llegan al mismo tiempo; el primer hijo llega enseguida de la pareja, el siguiente hijo siempre será el segundo en el orden familiar y así sucesivamente el resto de los miembros.

Cuando cada miembro respeta su orden en la jerarquía de la familia, el sistema familiar funciona en armonía. En caso contrario, cuando el hijo toma el lugar del padre o de la madre, éste deja de vivir su lugar como hijo y es así como bloquea su vida hacia un futuro con felicidad y éxito. Es frecuente ver que los padres suelen dejar de ser pareja y se vuelcan a ser más padres  así descuidan a su compañero y esta relación corre peligro. En este punto será importante que el padre y la madre redirijan su relación de pareja, se reencuentren y así prevalezca intacto el orden de jerarquía.

El orden de la compensación:

La interacción mantiene viva a la familia. En el dar y recibir esta el amor. En una familia, el equilibrio entre el dar y recibir es la forma segura de mantener el sistema familiar en orden y en armonía. Los padres dan la vida a los hijos y es lo único que éstos, no pueden devolver o compensar a los padres. Dicha deuda se compensa a través de lo que damos a los propios hijos, o bien dando a la comunidad en el caso de que se tengan o no progenitores. En cambio el intercambio entre la pareja debe ser entre iguales, ambos dan y ambos reciben. Este equilibrio en el intercambio permite que la pareja crezca y se mantenga sólida. Cuando uno en la pareja da más o toma menos éste se siente frustrado y así el que recibe o toma más se va sientiendo más y más en deuda con su pareja y al final el malestar será evidente. Esto muestra el deterioro y fín de la relación de pareja.

El respeto a los órdenes del amor es el camino para una vida familiar en armonía. Las familias felices y fortalecidas en el amor son la célula de cualquier sociedad fuerte, sólida y productiva.

es_MXES
Open chat
💬 Need help? / Enviar mensaje a Carmen?
Hello 👋
Can we help you?
Hola 👋
Como podemos ayudarte?